"Sin mujer, la vida es pura prosa".
Rubén Darío

27F



¿Quién recoge los pedazos rotos?

¿Quién devuelve la sonrisa triunfante?

¿Quién recuerda sin derramar una lágrima?


Un día estuvo todo en el mar,

Teníamos peces y trabajo para llegar sin novedad a nuestras casas,

Hasta con pan y otro víveres.


Quizás, faltaban cosas menores…

Gustos banales que endeudaban más nuestros bolsillos,

Bolsillos de salud.


Creíamos que nada cambiaría,

Porque siempre ha estado todo ahí.

Quieto, furioso, silencioso y precavido.

Pues… Ya no.

No fue más así.


El rugido tembloroso arrasó, derrumbando la ciudad completa,

Dejando huellas en sus pasos,

Dejando rostros cicatrizados.


Entró,

Bailó su danza natural mientras todos agitaban sus brazos y piernas…

Corrían a la cima, a las grandes alturas…


Él, simplemente bailaba.

Comía y devoraba cuanto pudo encontrar en su camino.

Sus pasos se veían a kilómetros,

Kilómetros, kilómetros y kilómetros.


.::. Leef .::.


Fuente de la imagen: Josa y sus cuentos

2 Mirones:

Digo dijo...

Bella poesía, es muy sensible,
Gracias por visitar mi sitio.
Besos.

Catita dijo...

Sensible que llega al alma.

Saludos, Diego.

 
template by suckmylolly.com flower brushes by gvalkyrie.deviantart.com